sábado, 2 de noviembre de 2013

El túnel más inteligente de México, El Sinaloense.



El túnel más inteligente de México, El Sinaloense.


Con casi 2.8 km, es el de más alta tecnología en equipamiento y la joya de entre los 63 túneles que conforman la ruta de Durango-Mazatlán.

El Sinaloense está enclavado en la Sierra Madre Occidental, una zona sinuosa conocida como El Espinazo del Diablo


 La longitud de El Sinaloense (2.78 km) lo coloca como el segundo más largo del país, sólo detrás del Maxitúnel de Acapulco (2.95 km).
 Se ubica en el kilómetro 168 de la autopista Durango-Mazatlán, cuenta con sistemas de seguridad, vigilancia, anti incendios.
Los trabajos para hacer el boquete en la sierra tardaron dos años, se utilizaron los explosivos Tovex y Súper Mexamon
 El avance de perforación fue máximo 4 metros por día, aunque a veces se avanza un metro diario, esto según la calidad de la roca.
A la entrada del túnel se desplegarán mensajes alertando sobre condiciones viales en los próximos kilómetros.
En el Sinaloense trabajaron cerca de 200 ingenieros en la perforación, más de 1,200 en la construcción.
Cuenta con un túnel alterno que servirá para atender contingencias, tiene dimensiones para que entre una ambulancia.
Pese a estar en una zona sin señal para celular, el túnel contará con un cable llamado hilo radiante que garantizará la comunica
Tanto el túnel alterno como El Sinaloense contarán con cámaras de vigilancia permanente, que serán monitoreadas desde una cabina d
 El Sinaloense forma parte de un conjunto de 63 túneles que conectarán la autopista Durango-Mazatlán
 Dentro de El Sinaloense se tienen detectores de gases tóxicos, cuando exista aire contaminada se activará la ventilación para exp


CONCORDIA, Sinaloa — El Túnel Sinaloense forma parte del conjunto de 63 túneles que integra la autopista Durango-Mazatlán, tramo neurálgico para la conexión carretera del Pacífico con el Golfo de México.

Esta estructura, desarrollada por Grupo Hermes y FCC Construcción, es la segunda más larga del país (2.78 km), sólo por detrás del Maxitúnel de Acapulco, que tiene 170 metros más de longitud.
Su construcción tardó cerca de cuatro años ante la dificultad que representa desarrollar un proyecto carretero dentro de la abrupta Sierra Madre Occidental, que cruza los estados de Durango y Sinaloa.
Además de ser el segundo túnel más largo, es el que cuenta con el mayor equipo tecnológico en el país.
La inteligencia de este túnel, según el proveedor de origen español Aldesa, se enfoca en tres tareas: ahorrar dinero, reducir tiempos de traslado y salvar vidas.
El Sinaloense cuenta con otro alterno que se utilizará para emergencias. Este túnel alterno tiene las dimensiones para que entre una ambulancia o se desvíe el tránsito en un sentido en caso de alguna contingencia.
La inteligencia, presente en el túnel central y el auxiliar, incluye iluminación, ventilación, detección y combate de incendios, gestión del tráfico, así como comunicación con los usuarios.

Fuente: http://www.obrasweb.mx


No hay comentarios:

Publicar un comentario